Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Los Agentes Caninos del Servicio Cinológico de la Guardia Civil

En 1948, la Guardia Civil autoriza por primera vez la utilización de perros de trabajo dotando al Cuerpo de una mayor capacidad operativa en sus misiones policiales y servicio al ciudadano. Nace así, por Orden Ministerial de 19 de abril de 1951, el primer centro oficial para la formación de agentes caninos, la Escuela de Adiestramiento de Perros Policía de la Guardia Civil

El Servicio Cinológico de la Guarda Civil

En 1982, se crea el Servicio Cinológico y Remonta (SECIR) como órgano central encargado del adiestramiento y utilización del perro de trabajo en la Guardia Civil, ampliando y dirigiendo su apoyo técnico a las diferentes Unidades Operativas por todo el territorio nacional, en especial en competencias territoriales como aeropuertos, puertos, centros penitenciarios o control de carreteras.
 

Más de 350 guías y 500 perros adiestrados en la detección de explosivos, drogas, armas, papel moneda, acelerantes del fuego, tabaco, restos biológicos y rescate. Además, en la actualidad, el Servicio Cinológico continúa ampliando la especialización de sus compañeros caninos en diferentes campos como la localización de cebos envenenados, la protección de especies protegidas o el tráfico de marfil. 

El Adiestramiento de los Agentes Caninos

 

El adiestramiento de los perros de trabajo se lleva a cabo en el Centro de Adiestramiento de Perros de la Guardia Civil, donde se imparten cursos de formación tanto para los guías como para los perros. Nuestros agentes caninos serán seleccionados cuidadosamente tras una evaluación, en función de sus capacidades físicas y temperamentales. Se busca que sean animales equilibrados, con capacidad de aprendizaje y una gran predisposición a la obediencia y el trabajo. También deberá contar con un elevado instinto de caza y presa y no desarrollar miedos ni inseguridades, aspecto en el que se trabaja desde sus primeras semanas de vida con una correcta socialización.


Una vez seleccionados, los perros deberán superar un programa de adiestramiento que incluye diferentes disciplinas. Se inicia con la obediencia básica, todo perro de trabajo debe tener un nivel de obediencia básica mediante el establecimiento de comandos para la llamada, la suelta o la permanencia entre otras. La creación y el fortalecimiento del vínculo entre perro y guía es también imprescindible para el fortalecimiento de una relación de colaboración basada en la confianza. 

 

A continuación, se inicia el adiestramiento en detección, mediante un proceso de aprendizaje por asociación, es decir, el perro aprende qué sustancia deberá localizar a través de un refuerzo positivo para él, como un juguete (mordedor, kong…) o la comida. Todo el adiestramiento de los perros de trabajo de la Guardia Civil se basa en técnicas de refuerzo positivo, es decir, se premia al perro cuando realiza correctamente la tarea que se le ha encomendado. Esto fomenta la motivación y el vínculo del binomio.  


A la asociación le sigue un patrón de búsqueda y marcaje, es decir, el comportamiento que deberá tener el perro cuando encuentra la sustancia como tumbarse, focalizar, ladrar o sentarse. Nuestros agentes caninos deberán de ser capaces de trabajar en diferentes entornos y situaciones, realizar labores de detección tanto en espacios interiores como en grandes áreas, sobre personas físicas o en el interior de vehículos, y en ocasiones enfrentarse a escenarios adversos como terremotos o inundaciones. 


Servir con Valor 


Todos sabemos que “el perro es el mejor amigo del hombre”, sin embargo, cuando hablamos de perros de trabajo, nos referimos a un vínculo mucho más especial. El Servicio Cinológico de la Guardia Civil y sus agentes caninos desempeñan un papel fundamental para garantizar el orden y la seguridad de nuestra Sociedad.


Sus instintos únicos, sus habilidades olfativas y su inquebrantable lealtad los convierte en los compañeros perfectos para llevar a cabo funciones de detección que ayudan al ser humano donde por sí solo no puede llegar. Ellos detectan explosivos, armas, combaten el narcotráfico o arriesgan su vida junto a sus guías en catástrofes. Nos protegen con valor e incluso salvan nuestras vidas.

 



 

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?